Aunque ya hace unos años que dejé de hacer notas de cervezas, se me quedaron en el tintero varias que no llegué a publicar en este blog. He decidido poco a poco ir dándoles su finalidad, y serán pues las últimas publicaciones de este sitio.

Gracias a todos aquellos que me enseñaron a disfrutar de la cerveza, aprendí muchísimo leyendo vuestros blogs y vuestros comentarios. Gracias a todo aquél que se animó a leer estos apuntes de aficionado.

viernes, 6 de junio de 2008

Pilsner Urquell

Aprovechando un hueco en estos días de exámenes y estudios intensos...

La segunda checa que pruebo: Pilsner Urquell. Ésta es la, históricamente, genuína de Pilsner (ciudad que la tomó el nombre), una celebrada consecuencia de una nueva manera, por entonces, de hacer cerveza (véase: en la wikipedia Pilsner Urquell, y Pilsener).

La destapo. Olor intenso, que me evoca a hierbas silvestres, ¡como a prado checo! El líquido es de un ámbar oscurecido, dorado fuerte. La espuma, en este caso, me sorprende, es más bien poca, y desaparece muy rápido.

Primer sorbo: Destaca el amargor. Es intenso. La “fase malta” pasa muy desapercibida, y en seguida sobreviene el amargor del lúpulo.

El amargor final, a mi parecer, es muy acaparador del sabor del trago. No desagradable, ni agresivo, pero sí muy protagonista. La malta se conjuga mucho con esta fase última del trago, donde es el lúpulo el que manda.

El amargor, pues, perdura, deja su regusto, y parece ser el tono esencial, característico, de esta cerveza, que, por ello, se va bebiendo poco a poco al principio. Con los tragos, eso sí, la intensidad del amargor va relajándose (o lo que es lo mismo, nos vamos habituando a él).

Parece ser que el lúpulo que se usa es saaz, muy valorado, (y oriundo de aquellas tierras). Aunque en la etiqueta de la botella no lo indica. Esta cerveza bien pudiera hacerle honor, dándole casi todo el papel principal.

Lo cierto es que la malta pasa muy rápido. Apenas un suave y fugaz destello, y en seguida el amargor se adueña de la boca. Quizá paseando un poco el líquido por la concavidad bucal podamos apreciar algún matiz de malta más, aunque en seguida se mezcla con el lúpulo.

Trago final: Ligeramente aguado, y con el amargor habitual, aunque intensificado su regusto último.

Tanta era la tradición que casi diría que esperaba algo más especial. La característica fundamental de esta cerveza es el lúpulo, su amargor. Quizá pasados los primeros tragos se va apreciando mejor la conjugación con la malta. Me parece (insisto, me parece; a gustos, colores) una buena cerveza respecto a lo que hay por estos lares; porque, aunque dicho amargor destaque tanto, se llega a disfrutar. El asunto estaría en que quizá esta demasiado presente, dando al trago una simplicidad casi rotunda. Eso sí, he de añadir que me gustó mucho el aroma al destaparla y volcarla al recipiente, es muy evocador.

También la han probado: Frankeinas, La Logia, Max, Catador, Chela, Eremu, y habló sobre cierto asunto de esta marca Delirium.

7 comentarios:

Chela dijo...

Una buena cerveza de la que puedo disfrutar en su versión de barril a diario en "nuestro local". Lo que a ti te parece que sobresale en exceso-el amargor- a mi me resulta una de las características más destacables de esta cerveza, un amargor que junto a con las notas que tan bien destacas me resulta muy agradable.Pero bueno, como dices, sobre gustos no hay nada escrito( y a mi siempre me gustaron las cervezas muy amargas y con tonos herbáceos).Coincido plenamente en que es una muy buena cerveza,y que no se puede comparar con ninguna lager europea industrial al uso- de esas que todos conocemos pero que ni mencionamos jejejeje- ya que estas quedan por debajo en calidad. Espero que SAB-Miller no acabe jodiendolo y que podamos seguir disfrutando de ella durante mucho tiempo.
Hablando de SAB-Miller. Nuestro amigo Lúpulo, dueño de "Nuestro Local"(AKA El Lúpulo Feroz Cervecería) nos comentaba que el Gigante Cervecero tiene un equipo de "controladores de calidad", llamemosles así, que pasan por los bares donde hay P.U. de Barril para comprobar que está en perfectas condiciones y que cumple las exigencias del consumidor. Todavía no vi a ninguno pero el día que aparezca va a ser muy gorda, porque lo vAMOS a avasallar a preguntas pues me interesa mucho el tema.Tendré que invitarlo a unas cervezas para que hable jejejeje.
Haya salud

RJ dijo...

A mi tan amargas... tienen que tener un amargor que me guste especialmente. Aunque sea muy amarga, si es buen amargor, genial. En este caso reconozco que se disfruta. Lo de los tonos herbáceos, en cambio, cada vez me gusta más. Pero a la vez tiendo más hacia el cereal. No sabría explicarme mejor ahora XD.

Como dices, por aquí es una estupenda lager. Pero claro, seguramente esto de lo más industrial y zafio si estuviéramos, con aún algunas artesanas, donde Max!!

Desconocía lo que cuenta Lúpulo Feroz. Qué bueno. Eso dice mucho; es una preocupación, la que se toman con estos "controladores de calidad" que nos alegra. Sin duda, ¡es para abordarlo a preguntas! ¡Aunque sólo sea para ver cómo se puede alcanzar ese trabajo (que no deja de tener su responsabilidad)!

¡Haya salud, Chela!

Pivní Filosof dijo...

El problema de la Urquell en botella. No me gusta, tiene demasiada pasteurización, en barril es otra cosa, la malta está más presente, pero depende mucho de quién la tira, ahora de tanque, sin pasteurzar, ésa es la Urquell como debería ser.
Lo de los inspectores de calidad es cierto, pero solamente, al menos acá, pasan por los locales donde tienen contrato directametne con la cervecería, no por aquellos que compran la cerveza por intermediario y pinchan los barriles en su propio equipo.
Acá lo hacen mucho, en especial controlan la higiene de los grifos y de los tiradores. Pero son varias las cervecerías que lo hacen, e incluso otorgan diplomas de calidad a los pubs.
Nota aparte: Los lúpulos Saaz son de la zona de Žatec, una cuidad a unos 90km al oeste de Praga. El nombre alemán es Saaz y los Saaz Hops se encuentran entre los más apreciados del mundo. Así son también de caros....
Es posible que para la exportación PU use algo más de extractos...

RJ dijo...

Oh, ¡Ójala algún día tenga oportunidad de probarla de barril bien tirada, sin pasteurizar! Pero temo que eso tomar algo así por estos lares sea cosa imposible. Yo me quedé sobre todo con el olor, con el aroma. Me encantó. Ya no quiero (ni puedo) imaginar si la sirven como tu dices.

Pues todo un servicio de garantía y preocupación respecto a los clientes lo de los inspectores de calidad. Yo lo veo como un compromiso excelente por parte de la industria de Pilsner Urquell. Y lode la higiene no es menos, por parte del propio pub. Bastantes a los que uno suele ir por aquí la cerveza tirada sale con un asqueroso sabor a metal propio de un grifo mal mantenido. Es una gran iniciativa el que haya diplomas de calidad.

Pues el Saaz esta como de moda, por lo que veo en varios productos de por aquí. No hay más que ver una de las últimas novedades de Damm: una cerveza muy suave (ronda los tres grados de alcohol) que, y baste con esto, se llama "Saaz". Pero como bien dices, si es tan prestigioso, y eso además unido a la escasez que parece haber de lúpulo, el precio no será precisamente barato... y claro, a echar mano de extractos. En fín.

¡Gracias por pasarte Max! ¡Un saludo!

Chela dijo...

Lo que comenta Max sobre la pasteurización tiene su lógica al poder exponerte a cervezas sin pasteurizar a diario cuando tomas una P.U. pasteurizada la cosa se nota muchísimo. Me pasó a la vuelta de mi vida en Escocia. Tanto tiempo tomando real ale sin pasteurizar, la de a diario además con sólo 3,5-3,8% de alochol que cuando volví aquí y tomé mis dos primeras pintas de Bass, me supo a rayos y encima me volaron la cabeza jejejeje.

El tipo de calidá vino el otro día, no coincidí porque estaba en Sevilla yo, pero Lúpulo pudo hablar con él y efectivamente controló la limpieza, la presión y la condición de almacenamiento.Posteriormente la probó y dió el OK, siempre según nuestro amigo Lúpulo.

En favor de Lúpulo decir que el bar y la instalación, así como las condiciones de la P.U estaban perfectas, quizás para mi gusto con demasido gas pero eso ya son gustos personales y a la gente le bajas el gas y se queja, al menos en esta parte del mundo está comprobado científicamente.
Cuando Se decidió por traer PU yo le pedí Budvar pero esta si llega sin pasteurizar hasta aquí( en Asturias hay 3 ô 4 sitios que la tienen) y el riesgo a lo corto de las fechas hizo que al final lúpulo se decantara por PU, un acierto igual porque a pesar de la pasteurización y el % de extracto de lúpulo la cerveza está muy buena.Mejor que en botella sin duda( la de lata se la dejo para tickers y coleccionistas jejejeje).Así que RJ ya sabes donde la tienes.Avisa si vienes.

Damm hace una cerveza llamada Saaz pero me temo que se olvidaron de pasar por ZATEC a coger su partida o quizás no la pagaron, o soñaron con esos lúpulos o todo ello junto¿¿¿Botella de cristal trasparente para una lager ligera de menos de 4% ABV?? vamos señores un poquito de seriedad!! Me parece una tomadura de pelo esta cerveza.

Haya Salud

El Universo de la Cerveza dijo...

Con respecto a las Pilsner Urquell de botella, me parece una cerveza de los mas corriente, de las que yo llamo comerciales y si no recuerdo mal, creo que nunca la he probado de barril asi que en eso no puedo dar mi opinion.

Saludos cerveceros.

http://eluniversodelacerveza.blogspot.com

Pavla a Mirek dijo...

Coincido con Pivní filosof (eres checo?) porque un cervecero (checo) de verdad, nunca toma una cerveza en botella y menos en lata. Además, la cerveza tiene que ser bien tirada lo que no quiere decir de un tirón, sino todo lo contrario. Si una cerveza tirada te llena la boca, la nariz y hasta orejas de burbujas, sal corriendo del bar y no vuelvas a probar nunca más ese producto. La cerveza Pilsner Urquell es, según yo sepa, la única cerveza alcalina del mundo. Los cerveceros sabéis que las cervezas tienen una acidez, no exagerada pero sí la tienen. Pues la PU no. Además, los médicos checos te recomiendan tomarla para bajar la acidez del estómago, calmar las vías urinarias o hasta en casos de convalescencia posoperatoria avanzada de estómago y vías urinarias.
Saludos
Miroslav