Aunque ya hace unos años que dejé de hacer notas de cervezas, se me quedaron en el tintero varias que no llegué a publicar en este blog. He decidido poco a poco ir dándoles su finalidad, y serán pues las últimas publicaciones de este sitio.

Gracias a todos aquellos que me enseñaron a disfrutar de la cerveza, aprendí muchísimo leyendo vuestros blogs y vuestros comentarios. Gracias a todo aquél que se animó a leer estos apuntes de aficionado.

jueves, 3 de febrero de 2011

Bass Pale ale



Retomemos con una cerveza elaborada en Inglaterra, y con ya bastante bagaje a lo largo de un par de siglos.

Al destapar la botella, aflora un olorcillo fino a cerveza, pero intenso. Una vez en la jarra, podemos observar que el líquido es de un tono cobrizo. Aflora un aroma delicado y fresco.
Demos el primer sorbo: efectivamente, refrescante. Malta sabrosa, que toma un cariz más exaltado hacia el final del trago, donde ya sobreviene el amargor del lúpulo, que tarda bastante en llegar, o en elevarse del todo, pero es comedido y suave.

El matiz de la malta es claro y aporta frescura. Fluye hasta el fondo, cambiando ligeramente a un tono más tenso, un poco más oscuro, que comienza a conjugarse con un amargor que se expande con tranquilidad. Parece dejar un ligero regusto un poco seco.

La verdad es que se bebe muy bien, va pasando muy gustosamente, y se disfruta. Me sorprende lo bien que se mezclan el amargor y la malta. Muy equilibrada en este sentido. El amargor es bastante suave y diáfano. Pero a la vez, está presente aunque sin atosigar. Cumple su papel. Creo que estamos ante una buena (Pale) Ale.

En conjunto, es refrescante. Me parece que logra cierta personalidad (muy británica, eso sí). La fase malta resulta quizá más protagonista. No noto que esté afrutada de alguna manera. La malta, quizá, si se bebe demasiado seguido, puede resultar un poquito empalagosa.

Que no se pase el apunte: en mi caso, genera poca espuma, y se diluye muy rápido. Pasearla por la boca no es mala cosa. Parece que se aviva el sabor, que se despierta. El trago es fluido, ¡sin darte cuenta casi ya se ha acabado!

Último trago (ya veis, la cerveza se comienza con un sorbo, y se acaba con un trago). Ha resultado un poco aguado. La fase del trago de malta, es, en cambio, más intensa pero más breve, y el amargor se intensifica levemente.

En definitiva, me ha gustado mucho esta cerveza. Me ha parecido que ofrece diversidad de tonos, y tanto un amargor como una malta bien conjugados. Quizá un amargor suave, y a veces un poco empalagosa la malta en momentos puntuales. Pero una rica cerveza al fin y al cabo. Un muy buena cerveza. (5’1%).


(Enero 2008)

También ha escrito sobre cervezas Bass Nicolino, y Malta Nostrum dedicó un curioso apunte sobre el arte y Bass.

8 comentarios:

Lúpulo Feroz dijo...

Mi favorita sin duda alguna. De grifo no la cambio por nada

Jasco dijo...

[b]LúpuloFeroz[/b]:Pues en grifo no la he probado, y por lo que dices debe estar muy bien. La verdad es que no la he visto por ningún bar (en grifo). Y en botella hace tiempo que tampoco la encuentro. Una pena. Aun guardo un buen recuerdo de las que me tomé en su día.

Chela dijo...

feliz regreso, espero que sea para quedar y aportar vuestro punto de vista, me alegro que volvais y sobre todo con una cerveza como esta, de barril en keg está cojonuda pero de barril en cask, es decir sin carbonico añadido es la ostia. Haya salud compañeros, me alegro de vuestra vuelta

javier dijo...

En Cervecería Gorila en Jerez (Cádiz) tenemos un grifo que va cambiando de cerveza todos los meses, actualmente tenemos Leffe Negra y la semana que viene pinchamos Bass.

Embracing Darkness dijo...

Este blog me pega unos sustos... xD Genial el que vayas recuperando antiguas reseñas, me alegro de ver el blog activo.

Jasco dijo...

CHELA: ¡Gracias! De momento es por cumplir la promesa de la deuda, esto es, el ir poniendo todas aquellas que me faltaron de poner. Pero vamos, quién sabe si me acabaré animando a seguir el asunto. Joer, esta cerveza en barril debe ser la leche, o mejor dicho LA Cerveza, jaja.

JAVIER: Pues me pilla a unos mil kilómetros de distancia, pero si estuviera por allí iba gustosísimo a probarla. ¡Qué suerte tienen los gaditanos!

EMBRACING DARKNESS: ¡Jajaja, muchísimas gracias! Hipos sigue interesante.

Anónimo dijo...

Si duda mi favorita.
Yo en Girona la encuentro en Hipercor de botella claro.
La descubrí de barril en un bar pero la quitaron, para mi inigualable.

Jasco dijo...

Pues hace tiempo que no la veo por las superficies comerciales que tengo cerca (es lo que tiene los cambios de vida y de lugar), pero la recuerdo con sumo gusto.

¡Afortunado tú, anónimo, que lograste probarla en barril, debió ser delicioso!

Un saludo, y mil gracias por animarte a comentar