Aunque ya hace unos años que dejé de hacer notas de cervezas, se me quedaron en el tintero varias que no llegué a publicar en este blog. He decidido poco a poco ir dándoles su finalidad, y serán pues las últimas publicaciones de este sitio.

Gracias a todos aquellos que me enseñaron a disfrutar de la cerveza, aprendí muchísimo leyendo vuestros blogs y vuestros comentarios. Gracias a todo aquél que se animó a leer estos apuntes de aficionado.

domingo, 9 de marzo de 2008

Cruzcampo "Especial"

De lata. Con malta de cebada y maíz. El olor, a metal, más que a otra cosa. Buena espuma, pero sin demasiada duración. De tono rubio claro y transparente.

Primer sorbo: Ligero, poco esbozado. Débil sabor a malta. Es mucho mayor el amargor final, que se mantiene intenso buen rato –un sabor no muy agradable.

No coge ningún tipo de "cuerpo" esta cerveza. Es casi como un líquido cualquiera, fresco en tanto que frío, que pasa hasta ser mero amargor intenso; mezcla de amargor y tonos que evocan al aluminio de la lata.

El olor, ciertamente, no acompaña nada. Más bien, al revés.

Me fijo en la etiqueta, e indica que lleva un componente estabilizador, E-405, (ver “Alginato” en wikipedia; ¡sustancia que se extrae de algas marinas!…).

Se va bebiendo, pero no apetece mucho. Habría que tener mucha sed para darle un sentido al acto de consumirla. Parece que han conseguido un producto totalmente opuesto a lo que rezan las frases y expresiones de la lata. Es para beber sin tener muy en cuenta lo que se bebe. Es decir, simplemente, para beber.

Conforme voy rellenando el vaso, me fijo en que tiende a sacar bastante espuma, y que a su vez se adhiere a las paredes de vidrio.

Me esta costando beberla. El tono del amargor final de cada trago (que va perdiendo fuerza si se bebe más de seguido), cada vez recuerda más al metal de la lata.

Trago final: Algo aguado el amargor, aunque resurge un eco grave con intensidad.

Sinceramente, no me ha gustado esta cerveza. Me ha costado beberla. Por precios semejantes (o incluso más baratos) se pueden tomar una Amstel, Kronenbourg, una San miguel Nostrum, una Ambar, o incluso una Cruzcampo normal (bastante más apetecible que ésta) por poner algunos ejemplos, que a mi parecer, son un poco mejores. Aunque puede llegarse a tomar, con esta experiencia redactada, creo que he de considerarla por mala; pero sin subrayado, sin mayor incidencia, ya que después de todo, he acabado bebiéndomela.

Alcohol 5’7% del volumen.

5 comentarios:

Galapagos dijo...

Lo que denominaríamos sin duda como "intomable"!!!! :)

RJ dijo...

Jajaja, pues sí.
¡Saludos, Galápago!

Chela dijo...

Galapagos hazte la idea de que es incluso más "intomable" que la Quilmes, al menos que la Quilmes que nos llega aquí. jejejeje

Pertenece al grupo Heineken, otros genios en absorver pequeñas cerveceras para evitar competir con ellas. La calidad desde entonces ha descendido considerablemente.

No me gusta en demasía esta cerveza pero en su favor debo decir que en barril y bien servida, gana y que la servida tanto en la fábrica de Sevilla como en los bares sabe diferente,está "científicamente" comprobado.Ahora falta saber si la razón que me imagino se puede contrastar.

RJ dijo...

¡Hola Chela!

También yo he oído eso de que sabe mejor "cuanto más cerca se esté de la fuente". Aunque no sabía que en barril podría estar mejor.

De cuelquier manera, Heineken ha hecho de esta cerveza algo penoso al paladar. Al menos, a mi parecer.

¡Saludos!

jaro dijo...

Yo nunca la he probado de lata, en general la cerveza en lata, por lo menos las que he probado, siempre tienen ese toke de sabor metálico propio del envase. En cuanto a lo de que la Cruzcampo esta mejor conforme mas cerca de la "fuente", si, puede que sea cierto, he probado Cruzcampo fuera de Sevilla y su sabor es algo mas amargo, amén de que no suele servirse tan fria como se sirve por aqui, y ese es presisamente, uno de los motivos de por que en Sevilla refresca mas y "sabe" mejor que en otros lugares. También es cierto que en cada cervecería tiene un toke distinto, en función de la presión del gas que se le de, de la temperatura del serpentin, de la cantidad de cerveza que circule por el mismo, etc...
Desde luego Cruzcampo en barril, y dependiendo de la cervecería